Stop the bus!

Please, stop the bus!!

Because this happens many times.

Vi a una señora corriendo como loca porque la dejaba el autobús. ¡Páaaarese, por favor!, gritaba mientras dejaba el zapato por la calle. En la camionetica no cabía ni un alma y en mi cabeza se escuchaba: «entren que caben cien, cincuenta parados y cincuenta de pie…».

enlaparada1

Deja un comentario